lunes, 2 de febrero de 2009

Valdemorillo 2009


¿Qué pasa "biciosos"?

Total que nos habíamos apuntado a la XVIII Marcha Mountain Bike Valdemorillo San Blas 2009. Las previsiones metereológicas no eran buenas, de hecho cuando salía de casa llovía mucho. Lo suficiente para echar para atrás a muchos ciclistas; pero no a un biciorejón.

Cuando llegaba a Valdemorillo se puso a nevar. Más que suficiente para asustar a la mayoría de los ciclistas; pero no a un biciorejón.

Llego a Valdemorillo. Aparco el coche. Me acerco a por el dorsal y la bolsa de regalos (una cámara, unos guantes de promoción Madrid 2016, un bluff de las tiendas Mammoth, el número 200 de la revista Bike y alguna que otra cosa más que ya no me interesó). Vuelvo al coche. Son las 09:30 de la mañana y el coche tiene esta pinta:


Al poco llegan el Fernando y el Miguel. Saludos efusivos y vuelta al polideportivo de Valdemorillo a por los dorsales. 

Como tenemos tiempo decidimos irnos a tomar un café. Sigue nevando, pero no lo suficiente para unos biciorejones; aunque empiezan a pintar bastos. 

Después del café el Dani llama a Fernando y le cuenta que la entrada a Valdemorillo se ha colapsado y que él, muy prudentemente, se da la vuelta.

Volvemos al polideportivo a por el dorsal y los regalos del Dani. La nevada ya es considerable. A la salida del polideportivo nos enteramos que la marcha se cancela. 

Sabia decisión por parte de la organización; 
gran pena para un biciorejón.

Vuelta al coche que nos vamos. Son aproximadamente las 10:30 y mi bicicleta, todavía montada sobre el coche, tiene esta pinta:


La salida de Valdemorillo fue lenta y tediosa. Mucho tiempo parados (me dio tiempo a leerme la revista Bike); muchas dudas sobre como salir, pero al final, poco a poco se hizo el camino. 

Llegué a casa a las 13:30. Justo para ver a Nadal ganar en Australia. Aun así una cierta pena me embargaba. Pena que no me quitaré hasta que participe en la XIX Marcha Mountain Bike Valdemorillo San Blas 2009.

El amigo Fernando ha colgado también su crónica en su blog: Nueva Nieve

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario