domingo, 7 de febrero de 2010

Valdemorillo 2010

¿Qué pasa "biciosos"?

La intención era sacarse la espina de Valdemorillo 2009 y ya de paso hacer una ruta para empezar la temporada 2010.

¡Objetivo cumplido!

Y eso que el día no empezó del todo bien. Al subir la bici a la baca me doy cuenta que la rueda delantera tiene un radio roto. ¡A ver si este año tampoco la voy a poder hacer! Me bajo al trastero, cojo una rueda vieja que tengo y la echo al maletero. Cuando llegue a Valdemorillo pongo el radio a la rueda.

A las 09:00 recojo al amigo Adam (el amigo Pedro fue baja de última hora) y nos ponemos en marcha. Nos acicalamos, vamos a por los dorsales (incluido el de Pedro, que, recuerdo, fue baja de última hora) y los regalos típicos, este año escasito, escasito. Una bolsa de tamaño mediano que no voy a usar, una bolsita monodosis de aceite que en la siguiente salida acabaré y un "botello".

Nos dirigimos hacia unas carpas en las que nos pareció que arreglaban bicicletas para ver si se podía solucionar lo del radio. ¡Pues va a ser que no! Le preguntamos a uno de la organización si tienen asistencia mecánica. ¡Pues va a ser que no! Eso si, el tío, muy amablemente, se ofrece a ayudarnos él a poner el radio. Lamentablemente después de intentarlo una y otra vez el radio no se deja poner. Como ya va siendo la hora de salir tomo una decisión digna de un buen biciorejon. ¡Me hago la ruta sin radio! a lo que Adam contesta algo parecido a: procura no hacer saltos con la bici.

1.430 ciclistas estaban inscritos, no todos se presentaron (no hace falta recordar que el amigo Pedro fue baja de última hora), pero en la salida había un montón de tíos, y alguna chica, en bici.

Era de esperar, siempre pasa, dan la salida y pasamos bajo el arco que marca el comienzo de la ruta prácticamente andando. Los primeros kilómetros siempre tienen esa tónica. Muchos apelotonamientos. Cuestas que tienes que subir andando por la masificación. Algún que otro ciclista que se impacienta por tener que echar el pie a tierra, etc. Pero lo cierto es que en esta marcha se pudo rodar con relativa comodidad antes que en otras marchas parecidas. Enseguida pudimos disfrutar del recorrido.

Y había mucho que disfrutar. El recorrido nos gustó mucho, y en varios tramos cantamos alabanzas a su belleza y a lo entretenido que era. Sin grandes subidas, pero con algunos repechos técnicos. Sin grandes bajadas, pero con frecuentes trialeras en las que podías correr con tranquilidad, aunque yo rezando para que la rueda delantera aguantase entre las piedras.

Nosotros nos lo tomamos con mucha calma. Se trataba de rodar tranquilamente, de ir tomando contacto con la bicicleta.

En el kilómetro 20 el primer avituallamiento. Escasito, escasito. Sólo había trozos de manzana, trozos de plátano y agua. Y no porque hubiésemos llegado tarde, sino porque no tenían más. Como había mucha cola para servirse pasamos del avituallamiento, avanzamos unos metros y nos comimos un par de nuestras barritas; teníamos de sobra, yo a estos eventos voy cargado de barritas como para una boda.

Nos ponemos en marcha tranquilamente, siguiendo la tónica del día.

En el km 25, en una ligera bajada, veo al tío que rueda delante del que lo hace delante de mi hacer el superman (volar por encima del manillar). No le pasa nada. Sólo el revolcón.

A partir de cierto momento empezamos a tener la sospecha de que el recorrido coincidía con el Festibike. Fue una sensación extraña. Adam supo expresarlo muy bien. "Por aquí hemos pasado en el festibike o ha habido un fallo en Matrix". ¡Totalmente de acuerdo! Incluso llegó un punto en el que yo ya estuve seguro. Un giro de 90 grados a la derecha para meterse en un bosque de pinos que el día del Festibike del 2009 nos pasamos de largo unos pocos metros, Andrés y Oscar se acordarán.

En el km 30 el segundo avituallamiento. Más de lo mismo. Esta vez nos comemos la mitad de esa fruta llamada plátano. Justo en ese avituallamiento estaba también el cruze para hacer la marcha larga o la corta. ¡NOS DECIDIMOS POR LA CORTA!

Ahora las disculpas de rigor. Es que ya eran las 13:50 y yo tenía una comida familiar en Madrid a las 15:30. No nos daba tiempo a hacer la larga. Es culpa de la organización por poner una marcha que empieza ¡¡¡A LAS 11:00!!!

En fin que en cinco kilómetros más ya estábamos pasando la línea de meta entre aplausos. Yo no levanté los dos brazos porque la rueda delantera al no llevar un radio temblaba un poco y no era plan de levantar los brazos y pegarme la gran torta delante de tanto espectador.

Coche y pa'casa.

Conclusión
Una marcha interesante. Ideal para empezar la temporada. Un recorrido bonito, entretenido, no muy difícil desde el punto de vista técnico pero tanto rompe piernas, aunque asequible desde el punto de vista físico (apenas 700m de desnivel acumulado). Lo peor la hora de salida ¡Pero donde se ha visto!

Os dejo con el mapa de la ruta:



View Bici-20100207-Valdemorillo 2010 in a larger map

El perfil:

Y algunos datos:
  • Kilómetros: 34,95 Km Lo dicho, un paseo
  • Tiempo rodando: 2:41:26 (3:18:14 para el total de la ruta)
  • Velocidad media: 10,63 km/h Lo dicho, un paseo
  • Velocidad máxima: 39,60 km/h Es que ni pa'bajo corrimos
  • Km de la bici: 2.903 Desde que la tengo yo
  • Pulsaciones medias: 120 Lo que se dice al tran-tran
  • Pulsaciones máximas: 162 ¿He mencionado que fue un paseo?
  • Calorías consumidas: 1.694 El potaje que, a pesar de llegar ligeramente tarde, mi tía me sirvió hace que el balance calórico de hoy sea positivo.
p.d. Al comparar el track de esta ruta con el del Festibike 2009 se ve que efectivamente Matrix funciona. Los últimos kilómetros de la ruta de hoy los habíamos rodado en el Festibike. Ya estoy mucho yo más tranquilo.

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario