domingo, 13 de junio de 2010

Kilómetros negros

¿Qué pasa "biciosos"?

Kilómetros negros son esos kilómetros que ruedas sólo porque no le has dicho a nadie que tenías pensado salir. Es un entrenamiento encubierto. Es ponerse a tono sin que los demás lo sepan para luego sorprenderles con tu estado de forma.

No es mi estilo, pero eso es lo que hice yo hoy.

Claro que yo me justifico. Ando preocupado porque las últimas semanas he rodado poco y sin cargarme y el próximo sábado tengo la Quebrantahuesos. Como tenía que estar en casa a las 12:00  y quería rodar muchos kilómetros me puse a dar pedales a las 7.00 de la mañana. Rodando sólo tenía más flexibilidad.

¿Qué hice? Pues me fui hasta Orusco desde casa. Lo que viene siendo. Casa, Marañosa, "San Marting", Vallekillas, Morata, subida al helipuerto, Perales, Tielmes, Carabaña y Orusco. Café y media vuelta. 129 kilómetros en total que me hice en 5 horas y 10 minutos de tiempo total (4:45 de tiempo rodado).

Poco que contar.

No llovió en toda la mañana.

En la rotonda de la estación de "San Marting" llevaba 28.8 km/h de media. Lo mismo es que hacía viento de culo; vamos digo yo.

Increíble pero cierto. No paré, ni siquiera a mear, hasta Orusco.

En Orusco, mitad de la ruta, kilómetro 64.5 llevaba una media de 26.8 km/h. Siguiendo las enseñanzas breveteras (lo suyo es parar sólo 15 minutos) me tomé un café con leche.

Con esto de las enseñanzas breveteras se me acaba de ocurrir un dicho ciclista:
"Cuando paras los 15 primeros minutos recuperas, luego empiezas a enfriarte"
No se si es cierto del todo, me lo acabo de inventar

A los 15 minutos exactos me puse a rodar de nuevo. Frio no estaba, pero a las piernas no les hizo nada de gracia.

Es en este momento cuando hago el gesto de ir a poner la música que tengo reservada para la vuelta a casa (música marchosa y tal) y caigo en la cuenta que no me he traído el mp3. Me hice todo el recorrido de ida sin música y ni me había dado cuenta.

Cuando llegué a Morata (al parking del helipuerto) la media era de 27.2 km/h.

Subí Vallekillas muy bien. En la rotonda después de la bajada la media seguía siendo 27.2 km/h.

Subiendo la Marañosa hacía viento de cara. Subía muuuy despacio. Hasta que me adelantaron cinco ciclistas en bicis de carretera. Les saludé, les pedí permiso para ponerme a rueda (siempre funciona) y me resguardé del viento.

Subían rápido. Tanto que descolgaron a dos compañeros. Yo resistía cuanto podía. Es la eterna duda si me quedo con los descolgados voy despacio, si me quedo sólo me como el viento y me canso y si sigo a rueda me canso. Siempre me lo planteo y siempre escojo seguir a rueda.

Cuando las cosas se complicaron (en el último kilómetro de subida) empezaron a tirar. Yo seguí a su rueda cuanto pude, pero al final me descolgaron a mi también.

En la cima de la Marañosa rodé muy despacio para coger aire. Me adelantan como balas los que se habían descolgado.

Me pongo a rueda. En la bajada alcanzamos a los dos que iban por delante.

En arroyo culebro la media seguía siendo 27.2 km/h.

Su ritmo no es que sea muy alto, pero yo ya voy machacado.

En la rotonda del avión nos separamos. Me quedo sólo.

La velocidad media que llevo es de 27.2 km/h. Es una velocidad muy alta. Lo mismo si me esfuerzo la mantengo hasta casa.

En la cuesta de los gitanos me doy cuenta que eso de siempre escoger seguir a rueda en la eterna duda lo mismo no es buena idea. Se cansa uno mucho.

Ruedo lo más rápido que puedo dadas las circunstancias y cuando llego a la avenida de Andalucía la velocidad media sigue siendo 27.2 km/h. Ole, ole y ole. Voy a llegar a casa con esta velocidad. Sólo me queda una subida digna de mención (Rafaela Ibarra).

Subida en la que hago un sprint un poco patético, pero oye, me estaba dejando la piel.

Llego a casa son las 12:10, me ducho, como unas piezas de fruta y nos vamos.

Vuelvo a casa a las 19:30. Me pongo a pasar los datos al ordenador.

¡¡¡¡Y EL VELOCÍMETRO DICE QUE LA VELOCIDAD MEDIA ERA DE 27.1 KM/H!!!!

Hago el cálculo con decimales y me sale que 27.16 km/h.

¡¡¡¡"HAMOS" HOMBRE, SI LO SE NO ME ESFUERZO TANTO. VAYA DECEPCIÓN!!!!

Decepción que se me pasa un poco cuando veo que en realidad es mi record de velocidad media desde casa a Orusco ida y vuelta y que el anterior record era de 25.18 km/h.

Bueno, siendo así no está tan mal.

Claro que ahora me he quedado preocupado por culpa de otro dicho ciclista.
"Días de mucho, vísperas de ná"
Yo se lo escuche a Antonio, la culpa es suya
Mucho me temo que me va a tocar sufrir en la Quebrantahuesos.

Los datos numéricos de la ruta:

  • Kilómetros: 129.38
  • Tiempo rodando: 4:45:47
  • Velocidad media: 27.1 (tengo que admitir que me duele que no sea 27.2)
  • Velocidad máxima: 64.6 (bajando Vallekillas)
  • Pulsaciones medias: 151 
  • Pulsaciones máximas: 181 (en el último kilómetro de la subida de vuelta de la Marañosa)
  • Calorías consumidas: 3.949

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario