sábado, 15 de septiembre de 2012

Inventando el ciclismo. Charles Terront y la primera París-Brest-París

Inventando el ciclismo - Charles Terront y la primera París-Brest-París
Siendo yo aficionado al ciclismo de larga distancia y habiéndose cumplido apenas un año desde mi primera París-Brest-París no podía dejar pasar la ocasión de leer este libro que me presentó, una vez más, mi amigo Miguel.

Y si de alguna manera tuviese que describir mi experiencia leyendo el libro sería con la palabra "sorpresas".

Sorpresa al descubrir un pedazo de la pre-historia del ciclismo, cuando se corría con biciclos, cuando las ruedas eran macizas, cuando aparecieron las primeras bicicletas y cuando aparecieron las primeras ruedas con aire.
Charles Terront a los 65 años en un biciclo -  wikipedia
Sorpresa al descubrir a Charles Terront, el primer ciclista super-star, totalmente desconocido para mi. Un profesional del ciclismo, orgulloso, competitivo, incluso meticuloso.

Sorpresa mayúscula al descubrir como eran las pruebas ciclistas de la época, carreras de seis días en un velódromo, carreras de mil kilómetros, la Paris Brest Paris y lo populares que eran por aquel entonces,  hasta 50.000 personas en un pabellón para ver una carrera.

Pero sobre todo sorpresa por la sencillez del relato de Charles. La candidez con la que nos cuenta tanto sus victorias como sus derrotas; derrotas que no duda en justificar como el que sabe que si no fuese por el infortunio de turno esa carrera la habría ganado.

Me emocionó su relato de la carrera París-Brest-París, reconocía los nombres de las poblaciones por las que va pasando y me maravillaba que aun en nuestros días, como entonces, la multitud se agolpe para ver a los ciclistas. Me reí con sus consejos para el entrenamiento. Disfruté, en definitiva, de las proezas de este hombre como sólo los relatos que te transportan an otro tiempo y a otro lugar pueden hacerte disfrutar.

En definitiva un libro que te encantará si te interesa conocer mejor los comienzos del ciclismo de competición.

Por cierto el libro está editado por Cultura Ciclista una estupenda iniciativa de Bernat López que se ha propuesto editar los mejores libros sobre ciclismo en castellano. Yo compré Inventando el ciclismo Charles Terront y la primera París-Brest-París directamente en su página web por sólo 10,3€ gastos de envío incluidos.

Os dejo con alguna de las frases que me han llamado la atención:

"Terront hizo los 1.000 kilómetros [de una de las carreras] en 42 horas habiéndose parado 18 minutos en total". Esto es llevar mi estrategia de parar lo menos posible hasta límites que nunca me había podido imaginar.

"Otra lección para mí. Aprendí que en competición no hay rival fácil, y que, si no se está concentrado, te puede derrotar un rival más débil que tú." Que viene a ser el "no hay rival pequeño" que argumentan hoy en día los futbolistas.

"Finalmente, tres días antes de la carrera [la París-Brest-París] hice reposo total, para estar plenanmente dispuesto el día de la salida." Lo que coincide con mi consejo número 14 para la París-Brest-París, "Empieza descansado"

"Cuando el entrenamiento sobrepasa los 50 kilómetros me meto en la cama una hora o una hora y media para provocar la reacción." Charles Terront llamando "la reacción" al proceso de mejora de la forma física que se produce durante el descanso.

"Todos los días después de comer me tomo un vasito de coñac, porque me gusta. Pero nunca tomo coñac por la noche, porque me hace daño. Como se puede ver, mi método es sobre todo racional.". Jajajajaj, la razón al poder.

"Para beber tomo vino, pero con la condición de que sea bueno. Un corredor que no pueda conseguir buen vino haría bien, según mi opinión, en beber solamente té o incluso agua pura.". Jajajaja ya entiendo yo porque los ciclistas ingleses beben té.

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario