domingo, 16 de septiembre de 2012

Miedo a las vacaciones

Me pongo a leer el artículo "Miedo a las vacaciones" de Chema Arguedas en la revista Ciclismo a Fondo en el que explica los efectos sobre el cuerpo de las vacaciones y me encuentro con el siguiente párrafo.

Más de 21 días de vacaciones.

Lo bueno de este parón es que no te tienes que preocupar. Porque sí o sí habrás perdido lo que con tanto esmero habías estado creando anteriormente. Como se desprende de los estudios realizados, tus depósitos de combustible o glucógeno se habrán volatilizado y serán menos voluminosos, la concentración de lactato será mucho mayor con menor esfuerzo y su reciclaje será deficiente debido a que los bicarbonatos que neutralizan el ácido láctico han disminuido su concentración. Fuerza y potencia, especialmente esta última, habrá disminuido considerablemente. Consumo máximo de oxígeno (VO2máx), capilarización, corazón, metabolismo, morfología y función muscular están alterados para tu perjuicio.

¡Pero quien me mandará a mi leer este tipo de artículos el día que se cumplen cuatro semanas de parón ciclista!
Mi brazo cuatro semanas después de mi caída
Paciencia, paciencia y más paciencia.

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario