sábado, 4 de junio de 2011

La brevetera

¿Qué pasa "biciosos"?


O la configuración para las brevets, como prefiráis.

Mi bicicleta es una Cannondale Synapse Carbon 5 modelo 2009. Es una bicicleta de carbono claramente pensada para rodar rápido con ella.

Pero cuando se trata de hacer brevets rodar rápido dista mucho de ser la prioridad por lo que son muchas las adaptaciones que le he hecho a la bicicleta para adaptarla a las necesidades del ciclismo de largas distancias.

El primer detalle son los guardabarros.


Ese complemento que entre los ciclistas hispanos no es muy habitual pero en Inglaterra hasta los ciclistas más deportivos los llevan en invierno. Yo llevo dos que cubren mucha superficie de las ruedas y que han demostrado ser muy eficaces. Al parecer en la Paris-Brest-Paris antes eran obligatorios. Ahora parece ser que no los son, pero todo el mundo aconseja llevarlos. Si llueve y no los llevas nadie querrá rodar contigo.

El segundo detalle es el portabultos o transportín.

Las bicicletas de carbono no están preparadas para llevar portabultos, pero en las brevets son prácticamente imprescindibles para llevar ropa, comida, etc. Como la bicicleta no tiene los agujeros para llevar portabultos llevo uno que se sujeta al eje de la rueda. Se trata de un transportín Old Man Mountain, modelo sherpa. Este tipo de portabultos no es que sean muy comunes, pero pueden encontrarse en tiendas especializadas.

Más complicado es la sujeción a la tija del sillín. Como la tija de la Cannondale no es redonda tampoco se puede fijar el portabultos de manera estándar. Al final me he arreglado con un tornillo y unas tuercas que fijan el portabultos al mismo tiempo que aprietan la tija del sillín. Un poco chapuzas, pero funciona muy bien.

El tercer detalle es el dinamo de buje.


Un Son Deluxe. Lo compré con la rueda completa en configuración de 32 radios. De momento no puedo estar más contento con su rendimiento. Este dinamo alimenta al cuarto detalle, el foco.


Un Busch + Müller Lumotec IQ Cyo R Senso. Otra maravilla de la tecnología alemana. Impresionante también su rendimiento hasta ahora.

De la misma marca, Busch + Müller, es el transformador, quinto detalle a tener en cuenta.


El transformador universal E-Werk. Se alimenta de la dinamo, permite regular fácilmente la tensión e intensidad de salida del transformador y su colección de alimentadores de todo tipo le permiten alimentar prácticamente cualquier dispositivo electrónico (GPS, móvil, cámara, etc). Si además le sumas que es pequeño y ligero resulta que es un complemento perfecto.

El sexto detalle son las bolsas.


Llevo dos. La delantera es una TopPeak que me encanta. Pequeña, con una zona de plástico para poner las hojas de ruta y con una sujeción que permite seguir usando todo el área útil del manillar.


Este es un detalle importante porque cuando pasas muchas horas sobre la bicicleta el disponer de varias formas de colocar las manos sobre el manillar te permite ir cambiando de postura y por tanto ir descansando los músculos. La bolsa viene con una funda que la cubre entera en caso de lluvia.

La bolsa trasera, una Deuer, también tiene una de estas fundas y en el 400 de Algete de 2010 bien eficaz que fue manteniendo todo seco después de varias horas de lluvia.


Por último el séptimo detalle son las cubiertas.

Unas Continental four seasons 700x23c (ahora uso unas 700x25). No son ligeras, no son especialmente rodadoras pero son buenas previniendo los pinchazos y no fallan rodando en mojado. Son las que me recomendaron para las bacheadas es irregulares carreteras inglesas y de momento están haciendo su trabajo maravillosamente bien.

En las salidas de los domingos la bicicleta lleva los guardabarros, la rueda con el dinamo, el foco y el transformador. La semana antes de hacer una brevet le acoplo a la bicicleta el portabultos y las bolsas y ya tengo la bicicleta lista para disfrutar.

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario