lunes, 5 de marzo de 2012

Surrey Rumbler

Decían que iba a llover pero cuando saqué la bici del garaje no llovía.

Nada más rodar los primeros cien metros me pareció que estaba demasiado abrigado. Volví a casa a quitarme una capa de encima.

Llevaba menos de un kilómetro rodando y se puso a llover. Me paro y me pongo el chubasquero.

Decía yo en el plan para el 2012 que la salida estaba tan cerca de casa que iría en bici... Sólo eran 16km.  Cuando llegué a la salida ya estaba empapado y ya echaba de menos la camiseta que había dejado en casa.

Me disponía a ponerme en marcha con el resto de Kingston Wheelers y me doy cuenta de que no había puesto a grabar el recorrido.

Me paro. Pongo a grabar el recorrido.

Me pongo en marcha. Me doy cuenta de que el cuenta kilómetros ha dejado de funcionar.

Un par de minutos jugando con el imán de la rueda y llego a la conclusión de que el cuenta kilómetros ni funciona ni parece que vaya a funcionar. Mejor me pongo en marcha.

Estoy solo y empapado; esta lloviendo y hace viento. Vamos a poner un poco de ritmo a esto porque sino me voy a quedar helado.

Ruedo "ciego". No conozco el recorrido, lo que me obliga a estar pendiente de las señales. No se que velocidad llevo y, lo que es peor, no se cuantos kilómetros llevo y, claro, cuantos kilómetros faltan hasta el primer control. Con gafas se ve mal y sin ellas se ve peor. No me gusta rodar "ciego".

En el kilómetro 45 está el primer control. Parada corta; lo justo para "sellar" e ir al servicio. No ha parado de llover. Me cuesta volver a ponerme los guantes de lo mojados que están y de lo heladas que tengo las manos.

El cuenta kilómetros decide empezar a funcionar y cuenta 470 metros antes de decidir que deja de funcionar.

Sigue lloviendo. Se me mete agua en el ojo izquierdo. No se si caída del cielo o si elevada del suelo, pero si que se que es ácida porque el ojo me pica a rabiar. Me lo restriego una y otra vez con desigual resultado.

El viento sigue soplando en contra. Y sigue lloviendo...

En el kilómetro 87 está el segundo y último control. Otra parada corta. Otra visita al servicio; me lavo y aclaro el ojo izquierdo. Gran alivio físico por ambas cosas.

Cuando me dispongo a salir llueve tanto que asusta pero quedarse quieto tampoco es opción.


El cuenta kilómetros empieza a funcionar ¡Bien!

El plato grande ha dejado de entrar ¡Mal! Tendré que hacer los últimos 35km, justo los más favorables, con el plato pequeño. Creo que bato mi record personal de cadencia de pedalada sostenida.

Sigue lloviendo y sigue soplando viento. ¿No se supone que en una ruta circular el viento tiene que soplar de culo en algún momento?

Llego a una rotonda y no veo señales. ¡Me he perdido!

Me quito un guante como puedo y consulto la ruta en el track que tengo cargado en mi móvil. Me he pasado el último giro pero si recorto por esa carretera volveré a la ruta.

Me pongo en marcha pero no me pongo el guante porque cuesta mucho ponerlo y quitarlo y necesitaré volver a consultar la ruta en el teléfono.

Ya estoy de nuevo en ruta. Voy a ponerme el guante que estoy dejando de sentir la mano derecha. Intento ponérmelo en marcha, soltando las manos pero como veo que me voy a meter una torta decido parar.

Todavía está lloviendo, pero ya he llegado. Escanean mi tarjeta y en una pantalla aparece mi nombre. Resulta que soy el noveno en llegar de la ruta larga (122km).

Una parada rápida para volver al servicio. Esta vez no me quito los guantes para no tener que volver a ponérmelos.

Decía yo en el plan para el 2012 que la salida estaba tan cerca de casa que iría en bici... Sólo eran 16km... Ahora que me tocaba volver me arrepiento. Estoy helado. Tirito tan fuerte que en una de estas me voy a caer de la bicicleta.

Llego a casa y todavía está lloviendo. Me ducho, como, duermo una siesta y cuando me despierto sigue lloviendo sólo que ahora ya no me importa.

Los números de la ruta:
  • Kilómetros: 122.95 (la primera vez que paso de 100km este año) 
  • Tiempo rodando: 4:37:30 
  • Tiempo total: 4:52:52 
  • Tiempo parado: 00:15:22 
  • Velocidad media: 26.58 km/h 
  • Velocidad máxima: 52.2 km/h 
  • Pulsaciones medias: 139 ppm 
  • Pulsaciones máximas: 160 ppm 
  • Calorías consumidas: 3.267 Kcal 
Algunos datos de los organizadores (aquí tengo estadísticas más completas):
  • Mi tiempo: 4:56:27
  • Se habían apuntado al evento: 414 ciclistas
  • No se presentaron: 258 (62.32%), así de mal pintaba el día
  • 99 ciclistas empezaron la ruta corta y 86 la acabaron. 13, un 13.13%, no acabaron la ruta corta (91km)
  • 57 ciclistas empezaron la ruta larga y 37 la acabamos. 20, un 35.09%, no acabaron la ruta larga (122km)
A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario